El daguerrotipo fue el primer proceso fotográfico exitoso de la historia creado por Jacques-Louis-Mandé Daguerre en asociación con Nicephóre Niépce. Este procedimiento fotográfico fue presentado oficialmente en enero de 1839 ante la Academia de Ciencias de Francia en París.
El daguerrotipo consiste en una placa de plata o de cobre recubierta de plata que es sensibilizada a la luz mediante vapores de yodo y que, tras ser expuesta, es revelada mediante vapores de mercurio en el método clásico o utilizando un filtro y con luz solar si es con el método de Becqerel.
El daguerrotipo es prácticamente paralelo en tiempos de desarrollo al calotipo de William Henry Fox Talbot.
Louis_Daguerre_2.jpg
Daguerrotipo de Louis Daguerre, inventor del proceso.

Los tiempos de obturación suelen ser largos, de entre 10 y 20 minutos a plena luz.
Los daguerrotipos son piezas únicas. Se trata de un método autopositivo. Las imágenes obtenidas son muy frágiles, por lo que se conservan en estuches.
Aunque fue el primer proceso fotográfica reconocido oficialmente en la historia, todavía existen daguerrotipistas contemporáneos que han recogido este proceso.