(Inglaterra, 1802) Mejora el experimento de Charles, pero las imágenes sólo pueden ser contempladas a la sombra y durante escasos minutos (les faltaba un fijador). A su trabajo de impresión de objetos o vidrios con dibujos se les denominaba heliografías.