El valor ISO es la clasificación de sensibilidad a la luz del sensor. En la fotografía analógica se utilaron los valores ASA (American Standards Association) para la sensibilidad de la película. Con la llegada de la fotografía digital se adoptó la norma ISO (International Standards Organization). Una sensibilidad ISO 400 es equivalente a un número ASA 400.

El ISO implica amplificar la señal "nativa" de un sensor. En las cámaras compactas el ISO nativo suele ser de 80 o 100 mientras que en una cámara réflex suele ser del orden de los 400.

Cuando se aumenta la sensibilidad del sensor, es posible utilizar tiempos de obturación menores.

Junto con la abertura del diafragma y el tiempo de obturación, la sensiblidad ISO es el tercer factor que determina la exposición.

Cuando se utilizan valores ISO muy altos aumenta dramáticamente el ruido, pues la señal al ser amplificado también incluye cualquier tipo de interferencia.

Actualmente se ha avanzado muchen la tecnología anti-ruido. En una cámara réflex se puede utilizar un valor ISO 1600 con una calidad aceptable.

Las cámaras más avanzadas pueden tener valores de sensiblidad ISO que antes eran inimaginables. La Nikon D4 tiene sensibilidades de más de 100,000.

Una cámara de cuadro completo (full frame) puede producir imágenes de muy alta calidad aún en ISOs del orden de los 3,200.

iso.png
En esta gráfica puede apreciarse el comportamiento de ruido en tres cámaras:
-Canon Powershot S100, ultra-compacta avanzada con un sensor pequeño de 7.44 x 5.58 mm
-Canon EOS Rebel T3i (600D en Europa), réflex digital con sensor APS-C 22.3 x 14.9 mm
-Canon EOS 5D Mark III, réflex digital con sensor full frame 36 x 24 mm

Una cámara con un mayor sensor permite un nivel de ruido menor a sensibilidades ISO altas. La cámara de sensor completo produce a ISO 102,400 un ruido similar que la ultra-compacta a ISO 6,400. Es decir, la ultra-compacta produce 16 veces más ruido.