Inversión parcial de los tonos de una imagen en fotografía que se debe a una exposición a la luz durante el revelado. También se conoce como solarización, o para ser más precisos, como pseudosolarización.