Radiación electromagnética cuya longitud de onda se encuentra entre lo 0.01 y 10 nanómetros correspondientes al rango entre los 30 a 3000 PHz (es decir de 50 a 5000 veces la frecuencia del espectro de la luz visible).

Se usa principalmente en medicina para encontra enfermedades tanto en tejidos blandos como en el esqueleto. Debido a sus limitaciones es de utilidad relativa en la observación muscular y cerebral donde se prefieren otras pruebas de gabinete como la tomografía axial computarizada, el ultrasonido y la resonancia magnética nuclear.

Se utiliza también para encontrar defectos técnicos en muros, vigas, motores, turbinas así como en cristalografía.
rayos_x.png