Término general que describe a las fuentes de luz artificial que emiten luz constante adecuada para el trabajo fotográfico de estudio. Por lo general son bombillas de 500 W, de filamento de tungsteno, montadas en un reflextor.