La abertura es, realmente, una fracción de la longitud focal. Si un objetivo tiene una longitud de 200mm y una abertura efectiva de 50mm, la abertura relativa será 200/50=4. Se expresará f/4 o también 1:4.
El número f entonces es el resultado de la división de la longitud focal de un objetivo por el diámetro de la abertura. La escala de números f grabada en el objetivo permite calibrar el diafragma utilizando de acuerdo con una secuencia normalizada en la que cada paso representa el un valor de luminosidad igual al doble del siguiente y a la mitad del anterior. Como estos números son fracciones, los más altos se refieren a aberturas menores.