Para determinar la cantidad de luz que debe entrar a la cámara se inicia con la ley del f/16 en un día soleado:
En un día soleado y sin nubes fijando la apertura del diafragma en f/16, el tiempo de obturación deberá ser el recíproco (1/velocidad de obturación) de su ISO, en otras palabras, si utilizamos una película ISO 400, en un día soleado con el diafragma en f/16, el tiempo de obturación apropiad será 1/400.