Es un criterio de composición fotográfica donde el sujeto o motivo, cuando se trata en especial de una persona o animal, debe contar don más espacio libre hacia el frente que hacia atrás.