Unidad energética del sistema internacional que se emplea para indicar la potencia de un flash electrónico.