Jacques-Alexandre-César Charles (1746-1823, Francia) obtiene la primera silueta sobre un papel impregnado de sales de plata.