Proceso que añade digitalmente un número mayor de píxeles a una imagen para aumentar su tamaño. Este proceso genera una calidad de imagen inferior. Este es el método que suelen utilizar las cámaras para crear el "zoom digital".