Enfoque donde los objetos muy lejanos lucen nítidos.