Es una imagen invisible registrada en la emulsión fotográfica que se da como resultado de la exposición. Se convierte en una imagen visible gracias a un agnete revelador.