Señal roja, a veces grabada en el anillo de enfoque y que indica la corrección de foco necesaria para fotografiar con luz infrarroja. Como este tipo de radiación sufre una refracción inferior a la visible, forma la imagen en un plano situado un poco má atras, y por tanto es necesario adelantar un poco el objetivo para lograr un enfoque preciso.