Una superfice que puede reflejar el 18% de la luz recibida y que absorbe el 82% que resta.