Pérdida de sensibilidad y color de una película que se obtiene al realizar exposiciones muy prolongadas con luz escasa o al realizar exposiciones demasiado breves utilizando una luz potente.