Los objetos blancos reflejan una buena parte de la uz que reciben. Por eso adquieren el color de la fuente luminosa y sólo se puede ver un blanco neutro con luz de día o flash.
Con distintas luces de temperatura diversa los colores blancos lucirán demasiado cálidos (amarillo-naranja) o fríos (azules).
El equilibrio de color puede corregirse tanto en la cámara ajustando el mando WB (White Balance=equilibrio de blancos) o en post-producción.
En la fotografía análoga se utilizaban filtros adecuados para compensar la temperatura de color.

dominante_color.png