Se caracterizan porque partes de la imagen no están nítidas. Peede ser debido a un movimiento del sujeto o de la cámara, o a un enfoque mal hecho . También puede deberse al empleo de un diafragma tan abierto que genera una profundidad de campo muy pequeña.