Describe una fotografía con ausencia de color, ya sea por su naturaleza química (haluros de plata) o porque la información de color ha sido eliminada (como en la fotografía digital).
En la actualidad la fotografía en blanco y negro sigue utilizándose para suspender la percepción temporal, para prestar mayor atención a las formas y los tonos.