Sustancia química agregada al revelador para que la imagen aparezca más pronto.