Mantiene en la memoria de la cámara los parámetros de luz de un punto enfocado, lo que permite re-enfocar cómodamente antes de hacer la fotografía. Para usarlo se ha de pulsar el botón de obturación a medias y mantenerlo apretado hasta estar en la posición deseada y acabar de apretarlo para tomar la imagen.
Algunas cámaras también cuentan con un botón dedicado para bloquear la exposición o el enfoque para poder re-encuadrar manteniendo los valores previamente seleccionados.
ae3.jpeg
Botón de bloqueo de exposición y enfoque en una cámara Nikon.

ae_1.jpeg
Botón de bloqueo de exposición en una cámara Canon.